Custodia-Panera de mimbre

Desde sus inicios coloniales, Chile ha sido un país guiado por la religión. En un país donde el 67,37% de la población se declara católica (según datos del Censo 2012), la religión se ha planteado como uno de los pilares fundamentales de la sociedad. Actualmente, la religión forma parte de la identidad cultural chilena. Dentro de los principales postulados de la religión católica,  se encuentran el respeto, la inclusión, el amor al prójimo,  el compañerismo y sobre todo, la aceptación, sin embargo, la Iglesia Católica es una institución elitista, que no acepta diferencias y que, a pesar de sus postulados, no acoge al otro con sus creencias y su historia personal.

En la cultura occidental, sobre todo en las tradiciones chilenas,  la hostia y el pan poseen un carácter sagrado en su condición de alimentos.  La hostia es un elemento de gran relevancia para el catolicismo, simboliza el cuerpo de Cristo y se ingiere dentro del rito de la Eucaristía. En las ceremonias católicas, la Custodia u Ostensorio (del latín ostentare, “mostrar”) adquiere gran relevancia. Corresponde a una pieza de oro u otro metal precioso donde se coloca la hostia previamente consagrada para la adoración de fieles y creyentes.

Por otra parte, el pan reviste gran importancia en la economía mundial, actúando como un  índice de medición del valor de vida. A través de su precio en el comercio es posible determinar la evolución del costo de vida de cada nación.  En sus inicios, el pan era fabricado y compartido al interior del núcleo familiar. Posteriormente, gracias a procesos de industrialización, comenzó su comercialización masiva en zonas urbanas.

La obra consiste en una custodia-panera fabricada en mimbre, buscando rescatar la esencia del rito de la eucaristía: La Comunión, aludiendo a su significado esencial, para entenderla como la unión entre las personas.

Se ha optado por el mimbre, porque es material característico de la zona central de Chile, y la forma de la panera, que corresponde a un objeto presente en cada casa a lo largo del país.

El pan en la Custodia de mimbre simboliza el  compartir y el alimentar, convirtiéndose en un símbolo de aprobación, reconocimiento y bendición a las distintas formas de amar que existen en la sociedad.

La propuesta de activación del  objeto corresponde a la instalación de una mesa rectangular con un mantel blanco inmaculado y sobre esta,  la Custodia-Panera con un pan marraqueta en su interior. Esta mesa se ubicará fuera de la Catedral de Santiago, sitio emblemático del catolicismo en Chile.  El ritual se realizará un día domingo a mediodía, coincidiendo con la misa principal de la semana.

Gracias a:

  • Marcela Rodríguez
  • Paula Melo
  • André Barbet
  • Almendra Arraño

Your turn / Su turno

Your email address will not be published.