Diario (del escapulario) de Esmeralda

Emeralda is a host for the amulet by Laura Alba. This is her story:

clip_image00223 jun – Hoy, día de mercado, fui con mi mamá y mi hermana a hacer las compras de la semana. El mercado que nos queda cerca es enorme y hay de todo. Al pasar con nuestro carrito por la sección de ropa me detuve a ver unas sandalias en oferta por las vacaciones de verano. Mi mamá me dijo un poco impaciente

-ya tienes demasiadas, para que compras mas!

Entonces me vino a la mente el escapulario que me regaló Laura en la semana. Cuando la vi haciéndolos me comentó que eran para apoyar a personas gastalonas, que su intención era que quienes los usaran aprendieran a ser menos consumistas Me dio detalles sobre la exposición de amuletos en la que quiere participar. Me pareció curioso que, ademas de hacerlos, los joyeros mismos tuvieran que “probarlos”, distribuyéndolos a otras personas para checar su efectividad. Esa misma noche me propuso -y acepté- el papel de uno de esos conejillos de indias . Para cerrar el trato, escogí un escapulario, que viene con una bolsita en la que se guarda por la noche y que sirve para “recargarlo”. Los puse en mi bolsa y no volví a pensar mas en el asunto.

clip_image004Hoy, ante el peligro asechante, volví a acordarme, lo busqué en mi bolsa, lo saque de su bolsita, me lo puse bajo la blusa y corrí a alcanzar a mi mamá que se había seguido empujando su carrito. Bravo!

27 jun – Miércoles, mitad de semana. Mucho trabajo como siempre, ni tiempo para someter a pruebas el escapulario, que sigo usando durante el día. De no ser que cuente como tentación que a mediodía fui por unas quesadillas a Filosofía y Letras y me llamó la atención un puesto de unas sandalias que nunca había visto antes. Son de puro mecate, hasta la suela, bastante gruesa. Todo tejido a mano. La señora que los vendía (y hacía) dijo ser de Morelos y me animó a comprarlos. Se llaman “ixcacles” Pensé que no los usaría y le dije que “otro día”. A poco fue obra del escapulario????

Lo chistoso fue que cuando se lo conté a Laura, me dijo que “los hubiera comprado”! Que “ya casi nadie los hace”, que “es muy raro encontrarlos”! Ya en el tema, buscamos en Internet “botas picudas” que es una nueva onda entre grupos musicales del norte. Bien loca! Lo de picudo es en serio, pues las puntas, de por si llamativas por los bordados y diamantinas, pueden llegar hasta la altura de la cintura. Vimos la página web de una artista holandesa que hace increíbles “zapatos de arte” y un libro muy bonito de zapatos de todos los tiempos y culturas con la colección de un museo de zapatos de Toronto. Quedamos de visitar uno de estos días el museo de la zapatería Borceguí en el centro. Creo que no esta fomentando mucho el control de mi adicción. Lo bueno es que, ante tales maravillas, mi escapulario sigue bien instalado en su lugar debido.

28 jun – Sin novedad. Excepto que, Sandi, mi compañera de trabajo, traía unos zapatos de plástico rosa neón super originales. Se me antojaron y le pregunté dónde los había comprado. Prometo que no pasará a mayores..

29 jun – Pasé al mercado antes de volver a casa. A la mejor el escapulario esta diversificando sus efectos. Varias veces devolví productos de lo mas tentador, por juzgarlos demasiado caros y poco necesarios. Otras personas, en cambio, compraban a mas no poder. Pobres, si tuvieran un escapulario como el mio!

clip_image006º30 jun – Al mercado con mamá. Todo bien. Bueno casi, porque no pude resistir comprarle a Lasha un disfraz de esqueleto. Cierto que tiene otros, pero festeja (y le celebramos) cada vez que estrena. Vendrá bien en el próximo Día de Muertos, será la envidia de todos los perros.

Pero me pude controlar para no comprarle a mi hermana una camiseta muy padre que compró “dos por una”. Me parece que tendré que regalarle un escapulario de Laura, o de perdiz un detente (que yo ni sabía que existían. Son mini escapularios con una sola imagen, que en lugar de usarse como collares, se llevan en la bolsa).

clip_image008clip_image010

clip_image012

1 jul Día de elecciones. Fui a votar con mi hermana y mi mamá. A la salida de la casilla había un vendedor de pájaros con las clásicas jaulitas haciendo torres. Los había lindos, no muy raros, pero buenos cantadores. Nos sedujo uno y entre mi hermana y yo, lo compramos. Tenemos muchos, pero honradamente, no me siento culpable pues su vida será mucho mejor en su nuevo hogar.

7 jul Anduve paseando con Damián en el Centro. En la calle de Talavera vimos muchas tiendas de Niños Dios y hasta un S.Miguel Arcángel bebé con todo y alas. De vuelta a Correo Mayor pasamos junto a una gran imagen de S.Judas Tadeo en la acera, doblegado por el peso de tantos escapularios. De tantos contratiempos y frustraciones. Una tienda nos llamó la atención por un maniquí ataviado con las galas de Tehuana. Se especializan en joyería regional, de chaquira huichola, de filigrana del Itsmo. Hasta eso, buenos precios, pero mi escapulario me mantuvo a raya. No se puede comprar todo y ver nada mas tambien es un placer.

17 jul De vacaciones. Fuimos a Cuernavaca mi mamá y yo. Dimos la vuelta por el zócalo y nos sentamos a disfrutar unos helados viendo a los mimos. Al mediodía buscamos el mercado para comer y como pasamos por las piñatas se me antojó mucho comprar una, aprovechando que llevaba el coche y que pronto festejaremos el cumpleaños de mi sobrino. Entre mi mamá…y el escapulario, me disuadieron.

Your turn / Su turno

Your email address will not be published.